Diferencias entre un coche eléctrico para niños de 12V y 6V

Diferencias entre un coche eléctrico para niños de 12V y 6V

Cuando un papi se inicia en el mundo de la compra de un coche eléctrico para niños es totalmente habitual que surjan algunas dudas en cuanto a su funcionamiento, seguridad y características. Una de ellas es: ¿debo comprar un vehículo infantil de 12 voltios o de 6? En parte todo depende de tus necesidades, aunque hoy en BabyCoches vamos a explicarte por qué deberías apostar siempre por el primero. ¡No te pierdas nuestro nuevo post!

¿Por qué prescindir de un coche eléctrico infantil de 6V?

Bajo nuestro punto de vista, un coche eléctrico infantil de 6 voltios es historia. Estos artículos son muy lentos, sin apenas fuerza y con poco recorrido en cuanto a durabilidad, ya que los más peques suelen cansarse de ellos enseguida.

Éstos cuentan con un solo motor, motivo por el que no terminan de tener potencia, subiendo dificultosamente pendientes muy suaves. Además, su amperaje suele ser igual o menor que su competidor, lo que se traduce en menos horas de juego y disfrute.

Aunque en su momento estuvieron de moda, hoy en día están obsoletos en cuanto a las características de un coche eléctrico para niños de 12V. Sus baterías están pensadas para un vehículo de tamaño pequeño y niños de 2 o 3 años.

¿En qué se diferencia un coche eléctrico para niños de 12V?

Una batería de 12V está diseñada para un coche infantil de mediano y gran tamaño, aunque en los últimos años se están colocando cada vez más en vehículos de tamaño pequeño. Ésta es más potente en conjunto y cuenta con una buena motorización, la cual es ideal incluso en artículos de dos plazas.

Por otro lado, mientras que los coches eléctricos para niños con un motor de 6 voltios pueden alcanzar velocidades máximas de hasta 2-3 km/h, contar con una autonomía de 2 horas y un tiempo de carga de batería de al menos 6 horas; los coches infantiles de 12 voltios disponen de una batería dual alineada o una única batería, alcanzando velocidades máximas de hasta 6 ó 7 km/h aproximadamente, con una autonomía que dependerá de factores de uso y un tiempo de carga que ronda de 6 a 10 horas.

Además, hay que tener en cuenta que estos coches tienen un rango de edad mayor que los de 6 voltios, pues están destinados a niños de tres a ocho años.

En BabyCoches recomendaremos siempre un coche eléctrico para niños de 12V por múltiples razones. Sin embargo, hay una decisiva que destaca especialmente de las demás: si apuestas por estos artículos con velocidad progresiva y salida suave, suplirás perfectamente a los modelos anteriores y les sacarás mayor rendimiento. Si estás pensando en adquirir el tuyo, ¡entra en nuestro catálogo!

Facebooktwittergoogle_pluspinterestmail

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *