Tornillería en coches eléctricos para niños

Tornillería en coches eléctricos para niños

Al igual que ocurre con todos los productos, los coches eléctricos para niños también requieren de un buen mantenimiento para asegurarnos una vida útil lo más duradera posible. En este sentido, hoy desde BabyCoches queremos hablarte de la tornillería, esas piezas que parecen que no tienen importancia y, sin embargo, cumplen un gran papel en el cuidado del vehículo infantil. ¡No nos quites ojo en nuestro nuevo post!

La tornillería de los coches eléctricos infantiles

Aunque no lo creas, llevar a cabo revisiones periódicas de los coches eléctricos infantiles es una práctica que te recomendamos encarecidamente para conocer el estado general del vehículo. No debemos llegar a tener tornillos oxidados, pues el óxido es una fuente del deterioro rápido de un vehículo.

En este sentido, nosotros recomendamos limpiar o sustituir aquellos tornillos en los que se aprecie óxido. Una forma efectiva de hacerlo es lijándolos y dándoles una capa de protección con un producto específico que lubrique, limpie y proteja contra el óxido.

A la hora de reemplazar tornillos en mal estado, utiliza artículos de la misma medida y grosor. Unos tornillos más largos, por ejemplo, podrían traspasar otra pieza y dañar el coche eléctrico para niños.

Cómo evitar el deterioro de la tornillería en coches infantiles

Tal y como hemos adelantado anteriormente, es de vital importancia revisar a menudo los vehículos para no llegar al punto de tener los tornillos oxidados.

No obstante, otro remedio para evitar el deterioro de la tornillería de coches eléctricos es guardar estos vehículos en lugares secos y resguardados de la humedad. Tampoco en exteriores o balcones. Si no hay más remedio por no tener espacio en casa o por vivir en una zona húmeda, entonces el tip es estar muy atentos y revisarlos con asiduidad para mantener los tornillos limpios sin que se oxiden.

Cuidar la tornillería de coches eléctricos infantiles

En la misma línea de lo comentado anteriormente, los vehículos no deben de circular por lugares con humedad, como es el caso de césped, charcos de agua, espacios mojados… Estos terrenos darán lugar a que los tornillos y elementos metálicos se oxiden, reduciendo así la vida útil del juguete.

Otros consejos en la tornillería de coches para niños

Otro factor muy importante en el mantenimiento del coche eléctrico para niños además del óxido es revisar que los tornillos y tuercas de vehículos están bien fijos y no flojos. En caso de estar sueltos, apriétalos. No hagas esta revisión una vez y te olvides del tema, la comprobación debe ser periódica.

Eso sí, no es cuestión de apretar estos elementos al máximo que se pueda, sino de asegurarnos que no se suelten y provoquen problemas en el vehículo.

¿Has tomado nota de nuestros consejos para el mantenimiento de estos juguetes? ¡Perfecto! En BabyCoches no sólo ofrecemos los mejores modelos, también te traemos tips sensacionales. ¡No te pierdas nuestro catálogo y contáctanos en caso de duda!

Facebooktwittergoogle_pluspinterestmail

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *