Cómo enseñar a los más peques a montar en bicicleta

Cómo enseñar a los más peques a montar en bicicleta

Los niños siempre están buscando experimentar nuevas sensaciones, nuevas aventuras que los lleven al límite. Es decir, aprender. De entre todos esos deseos que surgen en la infancia, uno de los más destacables es aprender a montar en bici. Y, claro, está en nosotros poder enseñarles con facilidad.

Uno de los métodos más conocidos y empleados es tirar de rueditas, esas que sirven de estabilizadores. Y, aunque son un buen invento para los primeros meses, los más peques pronto pedirán que sean retiradas. Y ahí es donde surge el objetivo de aprender a montar en bicicleta. ¡Descubre los consejos de BabyCoches!

Tips para enseñar a los niños a montar en bicicleta

Lo primero que debes tener en cuenta es esperar a que el niño esté listo. Los peques suelen tener las capacidades básicas para montar en bici a partir de los cuatro años. Ya no es sólo una cuestión de equilibrio necesario, sino porque comienzan a contar con suficientes habilidades físicas.

Una vez que el niño esté listo para el aprendizaje, debes colocar la bicicleta en un tamaño acorde al suyo. Procura que sus pies puedan pisar el suelo con inclinarse un poco, brindando esa confianza para cuando comience a rodar y se vaya a caer. Si la bicicleta es muy grande o muy pequeña, el proceso será más complejo.

Elige un terreno acorde para aprender a montar en bici

Al momento de enseñar al niño, deberás llevarlo a una superficie que sea sólida, evitando contratiempos. No es recomendable enseñarlo en arena o grama. Preferiblemente, el suelo debe estar liso, pues las inclinaciones y desperfectos pueden retrasar el aprendizaje. Un parking, por ejemplo, es un buen sitio para iniciar a los peques sobre las dos ruedas.

No te olvides de los equipos de seguridad

Sabemos que para los adultos no es común utilizar accesorios de protección a la hora de montar en bici, hecho que se debe a la experiencia. Sin embargo, debemos procurar lo mejor para el niño.

Coloca un casco acorde para conducir y ajustado al tamaño de su cabeza, unos guantes para reforzar el agarra en la bicicleta y unas rodilleras y coderas para proteger las partes que suelen llegar primero al suelo y llevarse la peor parte.

Recuerda que al enseñar a montar en bici debes tener paciencia y motivar constantemente al niño, que no pierda la esperanza de poder cumplir su objetivo y todo resulte como una gran diversión. Aunque parezca complicado, el esfuerzo dará sus frutos.

Facebooktwittergoogle_pluspinterestmail

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *